Universidad de La Frontera
Sede Pucón
Avenida Caupolicán 78
Pucón-Chile

Consultas
Fonos (56-45)2596200 - 2596630
E-mail: sedepucon@ufrontera.cl

Sitio diseñado por
Coordinación de Comunicaciones
Universidad de La Frontera

Correo
comunicaciones@ufro.cl

Fondef-biogas 1Proyecto muestra que familias de La Araucanía podrían producir biogás para consumo diario

Para los investigadores el biogás es una alternativa viable para familias que viven en comunidades alejadas de centros de distribución de energía.

Bookmark and Share

El estiércol de tres vacas y un caballo, el depósito de diez ovejas, nueve cerdos, tres vacunos o una docena de aves, podría ser el material suficiente para proporcionar energía renovable a una familia y cocinar tres comidas al día.

Así lo demostró el proyecto FONDEF D10ER1009 de “Producción descentralizada de biogás como alternativa de generación de bioenergía a nivel rural”, que a modo de difusión de energías renovables no convencionales llegó hasta el sector Maquehue de Padre Las Casas, para dar a conocer las potencialidades del biogás a través de una experiencia piloto que se desarrolla en la Universidad de La Frontera.

El proyecto es encabezado por los académicos del Departamento de Ingeniería Química de la UFRO, Dr. David Jeison y el ingeniero Christian Vergara -ambos investigadores del Centro de Gestión de Residuos y Bioenergía de BIOREN-UFRO- quienes ejecutaron esta idea convencidos de que llevar la alternativa del biogás a las familias campesinas significa poner el tema de las energías renovables sobre la mesa, como una posibilidad cierta de sustentabilidad y desarrollo.

Así, en el marco del proyecto se diseñó y construyó una planta móvil de generación de biogás, que contiene dos gasómetros -recipientes que acumulan el biogás con un volumen aproximado de 120 litros entre ambos- un digestor de 400 litros y dos artefactos de uso común anexados al proceso: una cocinilla y un calefón.

EXPERIENCIA

Invitados por la Municipalidad de Padre Las Casas, a través de la Oficina de Medio Ambiente, el equipo del proyecto llegó hasta el “Centro Mapuche Remolino” para demostrar cómo producir biogás a nivel doméstico.

Con 60 litros de biocombustible producidos de residuos de manzana (para la demostración) se logró hervir agua en una tetera y freír un par de huevos en una paila mediana. En este proceso participaron estudiantes de pre y postgrado que colaboran en el proyecto, que en la actividad demostrativa expuso de manera práctica y sencilla el uso del biogás.

“Es muy importante para nosotros tomar contacto con los potenciales usuarios de esa tecnología y, así, conocer cuáles son las barreras que debemos superar para poder implementar en la zona el proyecto del cual hacemos difusión”, dijo Christian Vergara, académico del Departamento de Ingeniería Química.

fondef-biogas-planta-pilotoLos investigadores tienen claro que el biogás es una alternativa absolutamente viable para estas familias que tienen los residuos esenciales con alto porcentaje de humedad, con una carga de materia orgánica biodegradable (principal característica de la materia, que tiene que entrar en proceso de degradación) y que viven en comunidades alejadas de los centros de distribución de energía y, por tanto, es una solución de independencia energética.

LO NECESARIO

La cantidad de desechos orgánicos para generar biogás depende absolutamente de las necesidades que tenga un hogar. Pero para cubrir en este caso los requerimientos de alimentación de una familia promedio (4 a 5 personas) se necesita mil 200 litros de biogás diarios, los que pueden ser obtenidos del estiércol de tres vacas y un caballo, nueve cerdos o una docena de aves.

En el proceso se requiere de la mezcla de varios gases, principalmente metano y dióxido de carbono, producido por la descomposición de la materia orgánica bajo condiciones anaerobias o en ausencia de oxígeno. Este transcurso natural puede ser utilizado para el tratamiento de residuos sólidos y líquidos, utilizado como fuente renovable de energía.

Sin embargo, “las dimensiones de los digestores tendrían que ser mayores, unas diez veces el de nuestra planta, de 4 a 5 metros cúbicos, para solventar este tipo de demandas domésticas”, explicó Christian Vergara, “porque el tamaño del digestor modelo es reducido pues obedece a una planta piloto con fines didácticos y móviles”.

El académico destacó que ahora “lo importante para nosotros es que el proyecto compruebe que lo que hacemos en el laboratorio es transferible y confiable, en la medida que existe una infraestructura que permita trabajar bien la digestión de los residuos”.